Desde una esquina del tiempo llega el rumor de sus voces. Mucho de lo que susurran a mi oído nunca será conocido. Pero algunas palabras verán la luz del papel, y serán.



martes, 26 de marzo de 2013

Distracción



Mecida sobre el rosáceo atardecer, la Luna otea la cabecera del puente ferroviario. Hay una sombra de tragedia en su redonda cara, y su entrecejo fruncido llena de estupor los telescopios. De pronto, gira apenas sobre su inexistente cuello, para contemplar los patos silvestres que, en bandada, rumbean a su cálido destino. Esa breve distracción es suficiente para que la nochecita se transforme, y la platinada faz se distienda en una media sonrisa. El eucalipto suspira, aliviado, pero no mueve ni una hoja. No sea cosa que se alboroten los pájaros, que ya deben estar dormidos.
...............................................

31 comentarios:

  1. Muy poético amigo, me encantó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Veo que, subido quizás a la ola de PFD, ya vuelas solo. Una alegría de las buenas, para todos.
    Ahora que has cogido el lápiz y el cuaderno, haz lo que quieras pero no los sueltes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré no soltarlos, Luisa. Y sí, gran parte de la culpa la tiene PFD. Pero esta es una foto de hoy, y me trajo algunas palabras. Gracias y saludos.

      Eliminar
  3. Tan lindo que ese paisaje, las aves, el tilo y hasta tu luna se acomodaron al texto, ¿o fue al revés?
    Da igual, porque me gusta.
    Grande!
    Un abrazo, Hugo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja...No. la foto la saqué en la tardecita, y al verlas en la computadora, salió la prosa. Me alegro que te guste, un abrazo.

      Eliminar
  4. Has hecho de esta distracción de la luna una prosa poética con mucho encanto.
    Palabras que enriquecen una bella imagen.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mos. Siempre hay encanto en las actitudes de la Luna.

      Eliminar
  5. Hugo:
    Hay visiones que subyugan; en estos casos, hay que dejar que la imaginación vuele libre, para que emerja toda la belleza que inspira el alma.
    Esta prosa poética es un buen ejemplo de ello.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Arturo. Lo has dicho con las palabras exactas. Un saludo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias, Berenice. Me alegro que te haya gustado.

      Eliminar
  7. Vaya, vaya, así que este es tu rinconcito. Bonitas imágenes Hugo, preciosas.

    ResponderEliminar
  8. Precioso... Me ha impresionado por lo bonito.

    Un beso.

    ResponderEliminar

  9. Bella imagen, para unas lindas palabras.
    Feliz fin de semana compañero.
    Mi beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mariangeles, y a todos mis disculpas por la demora en responder.

      Eliminar
  10. Impregana el relato desde que la luna se gira un cálido mecer en el que colabora hasta el eucalipto para no despertar a los pájaros. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  11. Lindo, muy lindo, me encantó esa sonrisa de la luna. La foto también es muy bonita.

    Saludos Hugo, vengo también a decirte que he dejado un detallito en mi blog "Un mar de sentimientos", para ti. Espero sea de tu agrado.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yashira, ya pasé por tu blog a agradecerte el premio, y ya cumpliré las condiciones. Saludos.

      Eliminar
  12. Hermoso Hugo, un texto más que poético. Me encantó.
    Aprovecho para avisarte que te deje una mención en mi blog, espero que te guste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti también, Sindel, gracias por la visita y por el premio, ya cumpliré.

      Eliminar
  13. Hola Hugo. Primero comentarte que es mi primera vista a tu blog, prometo regresar a leer más entradas. Después te comento que me causó muy buena impresión esta prosa. No sé si la imagen te inspiró o la fotografía surgió después, pero la verdad que lo que se ve es tal cual a lo que se transmite, con un plus que el la carga poética del texto.

    También, invitarte a que colabores (si lo deseas) en alguna de mi dos secciones poéticas. Pasa a ver y te espero cuando guste. Felicitaciones por tan buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, Luis, gracias por tus palabras. Te cuento que tomé la foto en el atardecer, y a la noche, cuando la revisé, surgió esa prosa. Ya estaré por tu lugar. Saludos.

      Eliminar

  14. Bello texto..muy romantico me encanto... he pasado por aca y me he quedado..Te invito a pasar por el mio...Saludos..!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, por leer y me alegro que decidas quedarte. Ya voy por tu sitio, saludos.

      Eliminar
  15. ¡Qué humanidad paternal la del árbol!
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Confieso que me gusta que todo viva: la luna, el eucalipco,...
    ¿Por qué no habría de ser como lo cuentas? ¿Nosotros sabemos algo o, sencillamente, no sabemos nada y no nos enteramos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente no sabemos nada, pero tenemos a la poesía para comenzar a descubrir...

      Eliminar

Si pasas por aquí, aunque sea de casualidad, deja tu saludo, tu opinión, o tu desagrado. Las Musas se alimentan de tus palabras. Gracias.