Desde una esquina del tiempo llega el rumor de sus voces. Mucho de lo que susurran a mi oído nunca será conocido. Pero algunas palabras verán la luz del papel, y serán.



domingo, 19 de mayo de 2013

Clímax



El río se enciende
y brotan llamas
de las aguas
antes calmas.
Como si el sol
se disolviera en ellas,
con una efervescencia
de antiácido.
Un vaho caliente se derrama
en las orillas,
y las rocas se licúan,
en lava espesa
y ardiente.
La cálida brisa
no hace más
que avivar el fuego.
Los árboles tiemblan
sobre la tierra
quemante,
y sus vibraciones
estremecen
el aire.
Los pájaros
no huyen,
sino que aúnan sus trinos
en una sinfonía
impresionante,
en un intento
de conjurar
esa terrible ola
que amenaza
abrasarlos.
Las nubes danzan
y todo el paisaje
gira
y gira,
en un sicodélico
espiral
de sensaciones
que preludian
la explosión.
Y luego,
tu respiración
entrecortada,
la piel estremecida,
y el abrazo
húmedo
entre las sábanas
revueltas.
..................................




5 comentarios:

  1. Toda una explosión viva. Llamas que no hacen más que llevarnos al clímax impetuoso del amor entregado.
    Sugerentes versos, Hugo.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  2. Excelente metáfora amigo. el momento mágico en su máxima expresión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Hugo:
    Te he propuesto para un premio Dardos, simbólico entre blogueros, porque me gusta lo que escribes.
    Visita el mío para seguir las instrucciones:
    http://fernandogessa.blogspot.com.es/2013/05/premio-dardos-mesa-para-uno.html
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso, sensual, y bonito de imaginar...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. HUGO quiero desearte un "FELIZ DIA DEL AMIGO".tu fuiste el primero que comentaste mi primer escrito publicado en mi blog , gracias amigo
    Besitos!

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, aunque sea de casualidad, deja tu saludo, tu opinión, o tu desagrado. Las Musas se alimentan de tus palabras. Gracias.