Desde una esquina del tiempo llega el rumor de sus voces. Mucho de lo que susurran a mi oído nunca será conocido. Pero algunas palabras verán la luz del papel, y serán.



domingo, 8 de abril de 2012

Vienen


Vienen
y golpean, como golpean
las olas en la playa,
y se vuelven al mar
para volver, siempre.

Vienen
y se van, como se van
las golondrinas, emigrando,
buscando calidez
en otros prados,
para volver, siempre.

Vienen
y me inquietan, como inquietan
las presencias agoreras
de los cuervos,
que rondan su presa
para volver, siempre.

Vienen
y me dejan, si me dejan,
sabor amargo de pasado y de futuro
no resueltos,
que nunca se van,
y vuelven siempre.

6 comentarios:

  1. Me gusto Hugo , aunque la poesía no es lo mio.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Trato de no huirle a las letras, y ellas se juntan como quieren.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó muchísimo. Acabo de charlar contigo en el "feisbuk", se suponía que ya debía andar entre sueños, pero me sucede que, a veces, al leerte, se me revuelven las inspiraciones, y me desvelo. Serán tus musas, que me van cojiendo confianza, y me llegan a través de tus palabras. Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno! Oye, las Musas no son propiedad de nadie. Ellas buscan corazones y lápices inquietos, y allí dejan sus susurros...

    ResponderEliminar
  5. Hola Hugo!!!

    ¿Es verso libre o qué estructura tiene?

    Es interesante el poema, aunque como dice el Moli no es mi terreno.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Asth por pasarte por aquí. No me gusta mucho encasillar la poesía en estructuras rígidas, puedes llamarle verso libre. Las otras entradas publicadas son en su mayoría cuentos cortos, dales un vistazo.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, aunque sea de casualidad, deja tu saludo, tu opinión, o tu desagrado. Las Musas se alimentan de tus palabras. Gracias.