Desde una esquina del tiempo llega el rumor de sus voces. Mucho de lo que susurran a mi oído nunca será conocido. Pero algunas palabras verán la luz del papel, y serán.



martes, 20 de noviembre de 2012

Franela




Exhausto,
he dormido,
tras dura jornada.
El sol, que camina
impertérrito,
lleva en sus entrañas
el frío cansancio
de la noche
pasada.

La fina silueta
inclinada,
de la varita
de incienso,
señala,
aún sin la brasa,
un punto
en la nada.

Mi mano busca,
en la cama,
otra silueta:
la tuya,
la amada.

Mis dedos encuentran,
siguiendo tu aroma,
la presencia
cálida,
tersa,
suave,
delicada,
de tu sexy
pijama
doblado
en la almohada.
-------------------------------------

27 comentarios:

  1. Se echaban de menos tus poemas, Hugo.
    Me encantó. Termino rápido el comentario para leerlo otra vez.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fernando. Trato de publicar lo más rápido posible, para leer tus comentarios...Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Muy buen poema Hugo, como siempre con tu sensibilidad tan especial.
    Hermosa imagen nos dejas amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luis. Es de entrecasa, viste? Otro abrazo.

      Eliminar
  3. Ay hugo!, sencillo pero de los que me gustan. De esos cuya lectura no implica una evocación al más allá que me disuelva las neuronas.

    Ese pijama dobladito y bajo la almohada, es un punto de referencia muy visual para el final.

    Besos desde mis palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la idea, hacer poesía con lo cotidiano. Y lo primero que vi al abrir los ojos fue el pijama dobladito... Gracias, Laura.

      Eliminar
  4. Qué bueno, Hugo. De esa sencillez que gusta y más que nada por las imágenes que se graban en nuestra mente según avanza la lectura.
    Qué forma más tierna de hablar de amor y pareja.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mos. No me gusta la poesía ininteligible, demasiado abstracta. Más concreto que un pijama, no encontré. Tengo motivos suficientes para hablar con ternura del amor de pareja, no me puedo quejar. Saludos.

      Eliminar
  5. Hugo:
    Es un poema que describe una de las tantas facetas de la dicha de estar acompañado y correspondido.
    En su sencillez está su hermosura, ya que es bien claro el sentimiento que se describe en el texto. Me gustó leerlo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Arturo, por percibirlo así, y por estar siempre acompañando mis letras. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Sabes que, a veces, me ha pasado algo parecido?.
    No he oído a mi costilla irse y le busco a tientas y medio dormida...Me da rabia encontrar su pijama en vez de a él.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero sabes que esa ausencia es momentánea, y se hace más dulce el reencuentro. Gracias por la visita.

      Eliminar
  7. Hola, Hugo. Como dice Mos, qué sencillez, qué pensamientos tan simples pero tan bellos. No hcen falta palabras grandilocuentes para hablar de nuestros sentimientos. Muy bonito, Hugo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas cosas complicadas, si también complicamos los sentimientos, estamos fritos... Gracias por venir.

      Eliminar
  8. Un simple tacto de una tela ¡cuánto puede significar!

    Me ha encantado tu modo de describir esa sensación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Volarela. Es así, todo está hecho de cosas simples. Y en todas hay poesía. Saludos.

      Eliminar
  9. No había leído ningún poema tuyo y me ha gustado mucho, sencillo y directo, en el mejor sentido de las palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jon. En este mismo blog hay algunos poemas. Prefiero lo simple.

      Eliminar
  10. Qué decirte ya amigo...simplemente delicioso!!!
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  11. Lindo, muy lindo Hugo, sencillo y lleno de emociones, como a mí me gusta. Esos poemas rebuscados que tienes que leer con el diccionario al lado no me permiten sentir la emoción del poeta.

    Saludos desde mi mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Maribel, bienvenida. Esa es la idea, aunque a veces la propia alma se vuelve rebuscada en los sentimientos.

      Eliminar
  12. Vaya, impactante última estrofa que no me esperaba. Pensaba que sería una poesía más, pero de algún modo ha conseguido tocarme. Es sencillo pero efectivo, algo que a veces, como ya te han dicho, es necesario e incluso mejor que algo demasiado rebuscado pero que no transmite nada, o que tienes que leer 5 veces para entresacar algo (aunque todo el que escribe es dado a hacer eso algunas veces).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y tu lectura. Generalmente, lo sencillo es lo más cercano a la vida. Saludos.

      Eliminar
  13. Hola amigo, no conocía esta excelente faceta de tu escritura. Muy buen poema. Estoy también conociendo apenas esta fascinante mundo de los blog. Te iba a dejar un saludo y mi voto, como allá...pero aquí no veo corazoncitos rojos. Un abrazo entonces. VIMON

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, VIMON. Es una alegría tenerte por aquí, en realidad, por allá estoy tomando una distancia, veremos... Bienvenido y gracias!

      Eliminar
  14. Un gran poema en el que la ausencia se hace presente a traves del pijama. Saludos

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, aunque sea de casualidad, deja tu saludo, tu opinión, o tu desagrado. Las Musas se alimentan de tus palabras. Gracias.